VOLUNTAD MARCA PUERTO MORENO

Transcurrió un año distinto repleto de sensaciones en torno a la ilusión de un grupo de chicos de Puerto Moreno, se puso en marcha una organización invisible uniendo voluntades, en pos de esos sueños Naranjas. Padres en su esfuerzo, dirigentes en su gestión, los chicos con sus notas en la escuela y los entrenadores dándole la energía necesaria para cumplirlos. Voluntad marca Puerto Moreno.-

Por si te lo perdiste te revivimos una aventura futbolística que marcará el 2019 de estos chiquilines, que terminaron cansados de disfrutar este deporte que aman, por sobre todas las cosas.

Dia 1
El comportamiento de la delegación en el viaje fue muy bueno, los chicos se divirtieron, cada grupo a su modo. Fue un viaje tipo charter, por lo tanto después de unas películas y comer cada uno su vianda, llegó la hora del sueño y al despertar estábamos muy cerca de Ezeiza, todo había pasado muy rápido.
Al llegar nos recibió la hospitalidad característica del personal del Ce.Na.De y enseguida acomodamos las habitaciones, al rato ya estábamos almorzando, con las caras de sorpresa de quienes viven por primera vez un viaje de estás características.

Al momento del reparto de habitaciones hubo caras de sorpresa o de agrado y de las otras, por compartir en grupos de seis compañeros. Se designaron encargados de cada habitación con un manual básico de convivencia. En el apuro algunos a disgusto recibieron la cucheta de arriba y alguno intento probar  bajar el colchón al piso.
Tras el almuerzo tuvieron unas horas de recreación y descanso, algunos buscaron sus opciones de diversión en grupos, hasta la hora de la merienda.
Después ya estábamos inmersos en el primer entrenamiento, que puso al grupo en concreto trabajo para lo que vinimos a hacer: Jugar al fútbol y representar al club Puerto Moreno de la mejor manera.
Ese entrenamiento fue bajo una tenue lluvia que no impidió disfrutar de los juegos y olvidarnos de los mosquitos, y compartimos la cena entre anécdotas y risas.
Ya pensando en una semana de fútbol que soñaron y esperaron todo el año.

 

Día 2

Eran como las 6 de la mañana del martes y se fueron despertando de a poco, el pasillo camino al baño era testigo de los primeros saludos casi sonámbulos.
Las ganas de jugar fueron recordando los dichos de mamá, no te olvides las canilleras, usa protector, etc. Y así nos encontramos desayunando mirando de reojo la puntualidad del colectivo que nos llevaría a Avellaneda.
El viaje asombraba a los más chicos y a quienes tanto esperaron por jugar estos partidos.
Al llegar al predio Tita Mattiussi la primera cara conocida nos acercaba el primer mate y su bienvenida, Sebastián Feletto, el embajador de Puerto Moreno en Avellaneda.
La siguiente fue la cordialidad de Miguel Gomis, coordinador general del fútbol juvenil de Racing club, nos abrió las puertas y las comodidades del predio.
En cuanto al juego la categoría 2006 jugó el primer partido, y los dirigidos por Ariel Cornelio y Fito Mitri dieron muestra de buen juego por momentos. Y el partido fue lindo de ver porque se planteó con agresividad por ambos equipos.
Cuando llegó el turno de la 2004 la intensidad del calor era similar al partido que quiso plantear la formación planteada por Fito Mitri. Jugaron todos los integrantes de la delegación y ya exhaustos y transpirados brotaban las anécdotas del juego como proezas.
La siguiente parte del día también tuvo mucho de disfrute para los chicos, ya que la gente de la filial Bariloche de Racing nos consiguió poder entrar al estadio Juan Domingo Perón, para sacarse fotos y conseguir ese recuerdo de un lugar histórico del fútbol argentino. Y para cerrar el paseo tras una gestión local del profe Fito Mitri, logramos entrar al estadio Libertadores de América, y así conseguir fotos de unos de los estadios más modernos de nuestro país.
Al regresar al predio y tomar una rica merienda, llegó la hora de regenerar y después cenar para esperar el partido de mañana temprano con Lanús en Valentín Alsina.

Día 3

Arrancamos más temprano con la puntualidad de los que tiene sed de revancha por hacer las cosas mejor que el día anterior.
El afán de la delegación por ser puntuales nos llevó al predio de Valentín Alsina del club Lanús casi como para abrir la sede, y a pesar de que era temprano, el grupo mantenía su alegría.
Daba gusto ver el entusiasmo por jugar a la pelota, que era contagioso verlos divertirse.
Con puntualidad a las 9 abrió la jornada la categoría 2006 que se plantó en el campo de juego a jugar con ambición para hacerse duelo del partido. Tanto habrá sido el entusiasmo que hasta nuestro querido presidente, se lo escucho dar indicaciones acompañando el ímpetu de los más pequeños.
Una pelota en el travesaño y momentos de buen juego, asociado y con entrega en cada línea del campo mostraron al equipo dirigido por Ariel Cornelio competitivo hasta el aplauso de los presentes.
Un rato después fue el turno de la categoría 2004 que tras la charla técnica salto al campo decidido a jugar un partido de igual a igual, y así fue que el juego nunca mermó en su intensidad. Con algunos cambios afrontaron la exigencia y hasta por momentos se sintieron dueños de la iniciativa del partido.
El momento culminante de la mañana tuvo repetición ya que los chicos de Puerto Moreno pudieron gritar los primeros dos goles de la gira. Augusto Dimiro y Jesús Mercadal no olvidarán nunca está experiencia, y sus compañeros sintieron que confirmaron tanto esfuerzo.
No hay palabras para describir la felicidad de ese vestuario tras el partido, hasta el reconocimiento de los más chicos conmovía.
Y no termino ahí la jornada intensa en emociones, fueron invitados a conocer el estadio de Lanús, para compartir un almuerzo en sus fogones y cerrar la visita con fotos del encuentro con Lautaro Acosta y José Pepe Sand, dos referentes de la actualidad del club granate.
La vuelta al club tuvo un momento de compartir la alegría del cumple de Tomás Mena, sus primeros quince, acompañado de familiares radicados en Buenos Aires, quienes trajeron torta y comida para todos. El final de la jornada fue un regenerativo con juegos con pelota que divirtió al grupo hasta que el sol nos mandó a cenar.
Continuaron las gestiones por conseguir conocer clubes de capital Federal, llegamos hasta la puerta de la Bombonera, y prometimos que vamos a volver antes del sábado. El viaje de vuelta al predio vio a nuestros chicos dormir en los asientos del colectivo como quien disfruta del mejor sueño, ese que disfrutamos juntos y sabemos que mañana tendrá un numero capitulo. hasta mañana

Día 4
Día jueves que trajo consigo complicaciones como para hacernos bajar los brazos y entre todos sacamos adelante un dia pleno de emociones y gratificaciones que solo el fútbol te puede dar.
Un imprevisto nos hizo perder el partido de la mañana y el bajón era importante. Se habló con el grupo, se buscó la mejor predisposición y el final del día dimos vuelta el partido como quien dice.
Llegamos tarde al predio de Luis Guillon del club Banfield y tras pedir las disculpas del caso, contamos con la muy buena onda del coordinador Hugo Donato, y así pudimos ver entrenar a la selección Argentina sub 15 enfrentar a la sub 15 de Banfield. Además de eso Ariel Cornelio, Fito Mitri, y quién escribe fuimos invitados a compartir la charla técnica de la reserva que mañana enfrenta a Lanús. Hasta ahí todo se daba con normalidad, faltaba el partido de la 2006 pero pasaron cosas.
El coordinador propuso darles una charla a los chicos 2004 y nos ofreció una cancha del predio para entrenar y habría más sorpresas.
Viendo el buen comportamiento de los chicos de Puerto Moreno nos permitieron disputar partidos en simultáneo a ambas categorías, con sus categorías de AFA, y además de disfrutar del juego. Fue una tarde de esas inolvidables para Juan Vázquez y Felipe Ochoa por esas cosas que te regala el futbol.
De vuelta en el predio solo queda lugar para descansar y comer para esperar más aventuras de esas que te da el fútbol.

Día 5

Viernes y el cuerpo lo sabe aplica cuando una semana intensa de fútbol y emociones, hicieron que el amanecer de este día cueste más de lo habitual.
Sabíamos que arrancaríamos más tarde por la visita a Vélez Sarsfield, y sumamos el partido de la 2006 frente a River en el predio de Hurlingham.
En Vélez nos encontramos con la amabilidad característica de su staff. La guía de Mónica Cospide y el reconocimiento de un club que crece año tras año. Y que asombro a los chicos como modelo de club.
Con ese sentimiento encontrado de ver a Nicolás Hostnik cumpliendo su sueño, y haciendole goles a Puerto, los zorritos mostraron su personalidad ante una marcada superioridad del rival. En la misma tarde que a Mateo Repossini categoría 2008 le dijeron que le fue muy bien en su prueba, que había jugado de defensor central y de marcador lateral. Suma de alegrías Naranjas.
Casi sin tiempo para digerir el resultado y la merienda salimos a los piques rumbo a la Bombonera.
Allí nos esperaba Leo Minutti para ser anfitrión en la visita a la cancha de Boca, y con gran expectativa cruzamos entre las estatuas históricas, para acceder a la platea y admirar la belleza de ese monumento del fútbol mundial.
Todo ello hará inolvidable esta tarde de su cumpleaños para Ignacio Marín, hincha de boca que hoy conoció la cuna de su sentimiento futbolero.
De yapa un dirigente que nos cruzó en el paseo nos invitó a conocer el vestuario local y nos contó brevemente la historia del club. Un lujo.
Quedó tiempo para que en el colectivo de vuelta se produjera un desafío de truco en el que Juan kergaravat en dupla con Ignacio Crespo sufrieron la impiadosa paliza que cuando el marcador estaba 20 a 0 a favor de Fito Mitri y su compañero debió ser suspendido por abandono… se desconoce si se quedaron con ganas de revancha….hermoso momento de convivencia.
Así llegamos al predio del Ce.Na.De con actividades físicas previstas para la 2004 una sesión de gimnasio con máquinas y aparatos que remplazaron la falta de un partido, cómo previa a la cena. Para cerrar la jornada con un asado a la altura de los festejos de la mano del Rey de la parrilla, Ariel Cornelio, un manjar.

Día 6

Una lluvia intensa caía sobre Buenos Aires cuando algunos nos animamos a madrugar pensando en arrancar el día en el predio Tita Mattiussi viendo a las inferiores de Racing de Avellaneda.
El desayuno también tuvo el condimento de la expectativa por saber si podíamos cumplir con alguna visita más por la tarde.
En el trayecto al predio los veteranos de la delegación fueron desafiados por Crespo, Catalán y Domínguez, a un partido de truco sin concesiones. A pesar de sus esfuerzos no pudieron conocer la victoria en este juego de mesa, y solo el fútbol les brindó una sonrisa está mañana. A seguir intentando.
Cuando mejoró el clima porteño el sol fue fuerte mientras éramos testigos del partido del Barilochense Alexis Villarroel en Cuarta División, luego vimos la quinta y para finalizar la sexta división de AFA, que para nuestros chicos era ver un nivel de juego muy intenso y dinámico, para medir cuanto nos falta por mejorar.
A lo largo de la jornada recibimos la cordialidad y calidad humana de siempre de Miguel Gomis, y en la despedida su hijo Pablo Gomis hoy técnico de la 4ta División, nos brindó una charla riquísima en conceptos y métodos de trabajo, que nos aclaro mucho sobre las condiciones que el futbolista actual debe reunir para llegar al alto rendimiento.
Los zorritos al volver al predio disfrutaron de la merienda primero para luego dejar las energías en juegos con pelota que fue una constante está semana.
A la hora de la cena el cansancio, el hambre y la expectativa por el viaje de vuelta cargaron de melancolía la sobremesa.
Como cada historia existe un final, que cuando está por llegar, la pluma se resiste a escribir aunque el tiempo describe como inevitable, esa será la próxima página, el último pase entre la pelota y los sueños de estos chicos en este viaje.

Séptimo Día

Nadie imagino que el séptimo iba a ser tan largo, y una vez más brotaron las cualidades de este grupo.
Hubo una larga muy larga espera para iniciar el esperado retorno a casa.
Volver a casa con las heridas de la experiencia, desde las picaduras de mosquitos despiadados, los golpes de las duras defensas rivales, los raspones que dejaron la piel en la cancha por defender esa persona pelota decisiva, o esa ampolla que te hizo renguear pero que no impedía jugar con la camiseta de Puerto Moreno.
Aún así la espera despertó esa versión lúdica de cada uno que busco en su compañero la mejor forma de pasar el tiempo. Juntos.
Y el Truco como juego colectivo fue el rey del entretenimiento. Miles de charlas y sonrisas, de trampas y engaños para la gastada posterior. Parejas y tríos y hasta duelos individuales por ese guaymallen incomparable todo era una buena excusa para pasarla lo mejor posible.
Hasta hubo tiempo en Cipolletti para aplicar la pedagogía en métodos empíricos de la enseñanza del Truco como una ciencia inexacta. Hasta Juan Boga se ocupó de transmitir señas y estrategias de juego, así de generoso ha sido el juego del Truco con nuestros chicos.
Juan no festejes antes sin haber mostrado las cartas, Tomás cuando sos pie podés perder con 31, Nacho no le digas veteranos a los veteranos, Felipe y Nico hay un antes y un después de Cipolletti, todos discípulos del gran Maestro Fito. Amigo ha sido un placer este viaje con el gran Ariel y una palabra lo describe INOLVIDABLE.
Aguante Puerto Moreno !!!



Deja un comentario