PALABRA DEL PRESIDENTE

Cuando situaciones inesperadas te sorprenden y de repente te falta la pelota, y descubrís que es mucho más que la intención del juego, y su ausencia trasciende hasta transformarse en una acción social, que hace a la sociedad. Es ahí cuando un Club de barrio cobra su verdadero valor, y en algunos rasgos es lo que vas a leer en la nota que le realizamos a nuestro presidente Juan Boga.-

Desde el refugio personal de cada uno en tiempos de Emergencia Sanitaria nos la ingeniamos para mantener el vínculo por el trabajo, ese que desde lo dirigencial se hace en silencio y de manera incesante. Así lo transmite la voz de Juan, que suena como contenida, atada ….”El futbol esta todo parado la actividad del club también, estamos todos en nuestras casas, como corresponde y oficialmente como nos ordena la dirigencia política, este es un momento inédito. Nunca antes lo habíamos pasado, un poco parecido a lo del volcán, ni siquiera hemos podido ir al club. Lo del federal esta todo parado no se sabe nada oficial. Se dice que todo se podía regularizar para junio o julio. No hay nada oficial.”

Todo pasa muy rápido y hay que tomar decisiones, más pensando en las personas y en su salud, y hay que ser drástico a veces. Así lo entendieron con el ritmo de las noticias y las decisiones que se tomaban a nivel nacional, la experiencia marcó los pasos a seguir y comenzaron a moverse contactos.

“Nosotros les recomendamos a los chicos del plantel volver a sus hogares, al principio pensábamos que era algo pasajero, no parecía tan bravo, en una semana cambiamos totalmente la postura. Estábamos hablando en principio con el técnico como íbamos a entrenar, después como iba a trabajar cada uno desde su casa, y de repente estábamos queriendo sacar a los pibes para su casa porque esto viene para largo. Se hablo primero del 31, se va a hablar del 6 y también se hablara del 13 de abril. De las clases tampoco se sabe nada, entonces tenemos que esperar a ver como se resuelve en casa”.-

Las ilusiones deportivas en pocos días quedaron guardadas hasta que mejoren las condiciones y el compromiso de los jugadores con el club y viceversa, quedó sellado en el último abrazo antes de la despedida obligada.

“Todos los chicos de afuera quedaron a disposición del club para cuando esto termine, todavía nos quedan chicos por sacar, como el rosarino Alejo Romano y el chico de Neuquén Alan Almiron que estamos tratando de sacarlo entre hoy y mañana. El pibe ayer me llamo diez veces para que te des una idea. Por ahí el pibe de 20 años no toma una idea pero los padres me llaman re preocupados porque quieren tenerlos en su casa”

“No pude salir  a despedirme de los chicos Robba, que estaban en el km 15, tuvimos que contratar un taxi desde el centro para que los pueda sacar, tuve que bajar a Bustillo caminando para poder abrazarlos y agradecerles, y que tengan un buen viaje”.-

Además, hay tantos frentes en una gestión que impide el descanso o el receso, detener las ideas y los proyectos, o en todo caso reorganizar la ejecución. De eso también se ocupa desde su hogar, marcando el pulso de los detalles que quedarán sellados bajo la estructura de la obra que finalmente será apreciada cuando todo esté listo.-

“El alambrado de la cancha de sintético se termino, habíamos contratado al vecino para que pueda seguir trabajando, antes de esto pase y lo vi. El alambrado perimetral esta terminado, se había conseguido algo de la red de contención, de parte de Pablo de Colaizzo, no se si las pudo poner, faltaban los arcos, que no se alcanzo a comprar los materiales para dárselo al Bichi Gomez para que los pueda hacer”.

“En cuanto al riego se debe estar haciendo por aspersión, habíamos clausurado el riego de la mitad de la cancha, porque se estaba inundando mucho. Ahora imagino que deben estar tratando de conseguir una autorización para que Walter pueda ir a trabajar en el mantenimiento de la cancha. En realidad nadie te da permiso, esta muy difícil”.-

Hubo tiempo en la charla, ya con la voz más prudente que aseverante, como su rol de tantos años le ha permitido desarrollar, Juan se dirigió  a la familia de Puerto Moreno que desde su lugar mantiene esa flama “Naranja” intacta.-

“Cuídense mucho todos, quédense en sus casas con su familia, cumplamos con todo lo que nos están pidiendo. Se que es difícil, hay que salir a buscar el mango, se que es difícil mantenernos en la casa. Evidentemente esta es una situación bastante compleja, uno cuando sale de su casa no solamente se puede afectar uno si no también puede perjudicar a los demás, entonces hagamos eso. Quedémonos en casa para que no la compliquemos más.”

“Ya vamos a tener tiempo de hacer rodar la pelota, y esperemos pronto todos encontrarnos para volver a tener una vida normal”