A LA MANERA DE PUERTO

Un domingo de agosto la familia de Puerto Moreno se vio avocada a la fiscalización de una jornada del fútbol infantil. A lo largo de más de 10 horas, la cobranza de las entradas, la confección de las planillas de cada partido, los pagos de los arbitrajes, las tareas del buffet, todo eso y siempre con cordialidad y una sonrisa de parte de cada colaborador, dieron muestra de un nivel mayor de compromiso por acompañar a los chicos de Puerto Moreno.-

Desde las primeras horas de la mañana los más “Peques” abrieron la jornada, en principio, los 2009 en su partido con Escuela Rica, como la 2007 con Estudiantes y la 2010 con Cruz del Sur, fueron despertando con el pasar de los juegos, y las alegrías que dejaba la pelota se fundían en abrazos y festejos, contadas luego como épicas hazañas.-

Al mismo tiempo las tribunas y los pasillos del Gimnasio Don Bosco eran testigos de rondas de mates, disfrutaban de los platos exquisitos del buffet de las madres de Puerto. Lo más recomendado de la mañana fueron las tortas fritas, que los jugadores descubrían tras cada partido.-

Transcurrían los partidos no decaía el entusiasmo de los jugadores, aún los resultados no lograban opacar la felicidad de un domingo corriendo detrás de la pelota. Padres contagiados por la pasión de sus pequeños, madres pacientes por esperar que la diversión termine, o que el dolor no sea como lo muestra la carita de su nene, que se levanta y sigue corriendo, y que luego recompensa esa espera siendo el primer abrazo después del partido.

Sensaciones que resumen un domingo futbolero para los más pequeños, esos que empujan a familias enteras, como la de Puerto Moreno.-



Deja un comentario