SOLO AGRADECIMIENTO

Como ser agradecido con un plantel de futbolistas que vistieron la camiseta de Puerto Moreno, que dejaron la piel en tiras sobre todas las canchas y hasta la última gota de sudor, mostrando la jerarquía aún más allá de los triunfos y las derrotas.-

Como el mejor acero el carácter de este grupo fue templado en el mas crudo de los inviernos de la cordillera, buscando trabajar como no se habia hecho antes, alternativas que brindaran al grupo las mejores condiciones de trabajo.-

La ilusión de un camino sin explorar hasta ese entonces, era el motor para creer en lo imposible. Se sumaron diferentes talentos y volvieron algunos hijos del club, las voluntades enfocadas en hacer historia, se abrazaron de frente a una oportunidad única.-

El primer paso fue cerca de casa en condición de local, pero no sería lo mismo, aunque el resultado mantenía la ilusión y convencía a la gente a sumar su aliento por este equipo. El camino marcaba una gira por la cordillera chubutense, y la primer escala fue en Esquel.-

Enfrentar el primer partido de visitante, ante San Martín de aquella ciudad, lo que provocó la primer caravana Naranja, que además fue testigo de la primer victoria categórica, mostrando un equipo con personalidad y buen juego por momentos, fue una fiesta el regreso a casa.

Por esos caprichos del fixture, la siguiente fecha implicaba otro viaje ante Fontana de Trevelin, ya con ambiciones y determinación por creer en las condiciones de este grupo de hombres, con hambre de gloria. Esta vez , la derrota forjó aún más el temperamento del grupo y por primera vez aparecieron las matemáticas de la ilusión.-

Volver al Estadio Municipal era para enfrentar al propio destino deportivo y una vez más se estuvo a la altura, porque los jugadores fueron a cada pelota como si fuera la más determinante de este recorrido futbolístico y le hicieron saber a su rival que esta versión de Puerto Moreno ni aún vencido bajaría los brazos.-

Con la ilusión intacta debutaba el Walter Montero en una instancia Regional, y la familia Naranja varios dias antes preparaba la mejor recepción para sus jugadores. Era una victoria tan soñada como contundente, con la lluvia como testigo que hacia más épica la tarde, guardando en la memoria de todos cada gol como anécdota.-

Para llegar al cierre del grupo clasificatorio con expectativas de luchar por llegar a otra instancia contra un rival directo como San Martín de Esquel. Y ahí en esa jornada el plantel estuvo enfocado en su objetivo como para demostrarse a si mismo que eran capaces de lograr lo que se propongan. Y la historia fue testigo de que Puerto Moreno el equipo de los kilómetros, del barrio Pájaro Azul y de muchos barrios también, se consagró primero del grupo de clasificación. El capo de la Comarca Andina, si queres.-

Ahora había que enfrentar mano a mano a rivales que bloqueaban, con un espíritu similar el objetivo de ser federal para Puerto. Había que recibir a Defensores de Buena Parada de Río Colorado, y en casa hubo que sobreponerse a nervios y errores y se levantó la cabeza con una victoria ajustada como festejada.

La revancha no sería sencilla, eso si fue heroica. El grupo tenía sueños de gloria y la emocionada gente de Puerto Moreno acompaño ese viaje para vivir sensaciones inolvidables y alegrías extremas a través de los penales y un regreso a casa pleno de satisfacción.-

Puerto era finalista de un torneo regional, hacía historia grande en el plao deportivo de San Carlos de Bariloche. El camino lo enfrentaba a la Unión Deportiva Catriel y los jugadores y cuerpo técnico, sintieron por dos semanas que el Pueblo Naranja se emocionaba con su juego, su esfuerzo y la identidad que lograron con cada juego.

Y por último para jugar una final, tan importante, muchas cosas se habrán hecho bien, pues sólo dos equipos la juegan. Se jugó de nuevo en el Estadio Municipal y no fue para nada lo esperado pero una vez hasta el último aliento los jugadores mostraron su amor propio y por la camiseta Naranja. Y en la revancha el sueño encontró su final contra un rival de jerarquía, la misma que mostró Puerto Moreno.-

Puerto Moreno salió de la cancha el último domingo con la frente alta y el pecho inflado por el camino recorrido, y la forma de lo que se logró. Por eso los que nos emocionamos desde acá saludamos a nuestros jugadores. GRACIAS POR TANTO AMOR NARANJA.-



Deja un comentario