REGRESO CON SABOR A NADA

Una semana distinta se vivió preparando la expedición a El Bolsón, para afrontar el primer viaje que prevé este campeonato denominado Transición de la Liga de Bariloche. Hacia allá viajaron las expectativas de la inédita quinta división, la confianza de los chicos de la cuarta categoría y el optimismo sustentado, tras la victoria de la primera fecha, del platel superior de Puerto Moreno.

Sobre el mediodía de una jornada primaveral de domingo, el polideportivo de El Bolsón te recibía con mejor dureza y algunas champas de algo parecido a un césped. Los dirigidos por Leonardo Dominguez tuvieron su charla táctica entre tableros y mobiliario deportivo arrumbados en el vestuario.

Del partido que disputó la quinta división, quedan conclusiones positivas en rendimientos de los chicos nuevos, y se destacan los aportes de los chicos de la sexta categoría del club.

Al margen de la derrota, dura en los números, la actitud que se mostró siempre fue generosa en el esfuerzo y el compromiso, en cuanto al juego se hacía complicado para ambos equipos realizar ideas asociadas. Aunque los locales de Torino, tras la primer media hora de juego, supieron ser efectivos en cada situación de ataque y su contundencia los hizo dueños del trámite en la etapa complementaria.-

Luego fue el turno de cuarta, que venía de un empate frente a UTHGRA en cancha de Virgen, y repitió la dosis este domingo, en un partido durísimo en el trámite y de poco relieve en el juego, por el estado del campo. En cuanto al juego, mostró más ambición que el equipo local, faltó esa profundidad en los últimos metros que dejará en claro cierta superioridad. Ya en el segundo tiempo, los dos equipos con el transcurso de los minutos fueron acordando la conveniencia del resultado, y perdió intensidad la disputa en el medio campo, y de la misma manera se apagó el partido.-

Para concluir la jornada futbolera, el partido de Primera División, Puerto Moreno venía victorioso tras la primera fecha, y en frente Torino de El Bolsón, equipo regular en las últimas temporadas, con una idea clara de juego, fortalecido de local.

En las condiciones del partido, el peligro sobre cada uno de los arcos pronto se dedujo que  provendría de una pelota parada o producto de algún error defensivo. Así se vieron muchos roces, poco juego asociado y muchas infracciones de ambos lados.

Así tal cual se estableció la diferencia en el marcador a favor de Torino, en una pelota parada bien ejecutada, una pérdida de marca, una distracción y Puerto Moreno terminó sacando del medio, para intentar remontar un partido muy estrecho.-

Y como la tarde se fue nublando el horizonte de alguna alegría, y los intentos cada vez eran más aislados y más desesperados, por lo que no se pudo lograr la buscada igualdad.

Leave a Reply