PUERTO SIN MARGEN

De nuevo la lluvia, un domingo que Puerto Moreno y Estudiantes volvían a verse las caras en el Estadio Municipal, por la cuarta fecha del Torneo Regional Clasificatorio, y eso le daba al juego un carácter más dramático en cada jugada.(fotos G. Balleto)-

Desde el silbato inicial del juez Velasquéz, se veían las intenciones de cada equipo, en el caso de los dirigidos por Marcelo Guzmán, existía un patrón de juego elegido a partir de los reemplazos obligados. Ante la ausencia de Huenchual, debutaba como titular Tomás Cárdenas, y por segunda fecha seguida Tejeda por Fuentes, quien se recupera de la operación.-

En el análisis de las necesidades era Puerto Moreno, quien estaba más obligado a volver a la victoria. Desde el arranque Estudiantes tuvo la primera llegada con profundidad, y enseguida David Angeloff contestó con una corrida, abriendo el juego para Abel Gilabert, que define fuerte al medio y el rebote en el arquero fue aprovechado por Franco Montero para decretar el 1 a 0.-

Cuando en una cancha muy mojada, rápida, con césped alto, puso las condiciones para que los protagonistas corran y metan, sin tomarse un tiempo para pensar. Cuando todavía algún rezagado se estaba acomodando en la tribuna, Ezequiel Lezcano  y Lucas Martorell, quedaron trabados en el suelo, tras una agresión mutua, los dos vieron la tarjeta roja y a partir de ahí el partido fue otro.-

Puerto Moreno, sostenido por tener el marcador a favor se empezó a sentir más cómodo para contragolpear, Abel Gilabert se acomodó como lateral por la izquierda haciendo la banda. Se protegió el juego interior entre Maldonado, Barrales y Angeloff, de enlace, y Tejeda  con su despliegue cubriendo el lateral derecho.-

Se pudo aumentar la diferencia en distintas oportunidades y por distintas vías, tiro libre con rebote que sorprendió a Franco Montero debajo del arco, una mala salida del rival que quedó en los pies de Nicolas Tejeda, y desde 30 metros exigió al máximo al arquero estudiantil.

Dice un concepto nunca escrito, “los goles que no se hacen en el arco rival, se sufren en el propio” y antes del final de la primer etapa un desborde por la derecha de la defensa portuaria y un centro preciso sorprendió las coberturas de la última línea y así se empataba el marcador.-

Se esperaba, desde la tribuna, una mayor ambición en la segunda parte por parte de Puerto Moreno, se contaron con situaciones para desnivelar , los cambios fueron puesto por puesto, Tomas Mansilla por Martín Barrales a los quince minutos, con la intención de ganar el duelo de juego en la mitad de la cancha.

Luego, Alberto Mansilla por Nicolás Tejeda para renovar el despliegue, y quizás la jugada del juego se vio en los pies de Franco Montero cuando logra desnivelar por potencia, se saca de encima al último central rival y frente al arquero, en vez de rematar, decidió un pase atrás que desperdició la chance.-

Así como la lluvia volvió para cerrar la jornada en el Estadio, también diluyó las expectativas del Naranja y quedó una sensación de impotencia por no lograr el triunfo, y de esperanza porque las expectativas siguen dependiendo del propio Puerto Moreno.-

Leave a Reply