COLMILLOS APRETADOS

En el fútbol dicen los que saben que todo es contagio, a veces desde la cancha hacia fuera y puede ser al revés también. Por eso creo vale destacar el esfuerzo que el club hace por darnos cada vez más elementos para mejorar, y por su puesto,  a esos pequeños gladiadores que ponen el esfuerzo y la constancia para llevar al club a lo más alto.-

Hay objetivos por cumplir y sobre todo muchas ganas de hacerlo mejor que la última vez. Entonces florece, aunque sea en otoño, el compromiso por la camiseta, por el grupo y por ser la mejor versión de lo que se puede ser.-

Aunque el frío y el Profe nos pongan cada vez más difícil cada entrenamiento, y el cansancio y el sudor sean más complicados de gambetear, los chicos crecen semana a semana como grupo y como deportistas, tallados para lo que se tengan que enfrentar.-

Semanas de pretemporada para saltar más alto, picar más rápido y estar fuertes para sobrepasar a las más duras defensas, para eso se trabaja con aún en la oscuridad de EL MORRO y sus anécdotas, con la firme compañía de LA ESTACION que los ve correr detrás de esa misma ilusión, y ahora en imágenes también te presentamos el predio LOS ALAMOS, transformado en el complejo de alto rendimiento del Club donde el diccionario del esfuerzo sólo entiende de sacrificio.-

Así trabajamos para los chicos, por sus ilusiones y por la camiseta que contagia las ganas de ser lo mejor de nosotros.-



Deja un comentario